La gran aportación de la topografía a la seguridad vial

 en Topografía

Si sigues habitualmente este espacio, habrás visto que hemos dedicado unos cuantos artículos a contarte la desconocida relación que guarda la topografía con actividades tan concretas como la gestión de desastres naturales o la planificación de proyectos de energías renovables.

Pues bien, hoy queremos seguir esta línea de contenidos y explicarte la relación que existe entre la topografía y la seguridad vial y cómo nuestro trabajo es clave para la planificación de carreteras y sistemas de señalización. ¿Te animas a descubrir un poco más?

Topografía y seguridad vial, una pareja bien avenida.

La relación entre la topografía y la seguridad vial es mucho más estrecha de lo que imaginas ya que, sin la aportación de la primera, resultaría imposible llevar a cabo una correcta planificación de carreteras y autopistas,  igual que también resultaría imposible implementar un buen sistema de medidas que aporten orden y seguridad a la circulación vial.

La topografía, que comprende la forma y las características físicas de la tierra, desempeña un papel fundamental en la determinación de la geometría de las carreteras, la ubicación de las señales de tráfico y la implementación de medidas de seguridad para prevenir accidentes. ¿Quieres saber cómo se concreta la aportación de la topografía a la seguridad vial?

1.- En la trazabilidad de carreteras:

Para establecer un trazado óptimo de las carreteras es fundamental contar con los datos y el conocimientos que aportan los topógrafos. Por ejemplo, el trabajo de nuestro equipo de topografía en Mallorca resulta clave en la selección de rutas, en la identificación de áreas propensas a deslizamientos de tierra o inundaciones y en la evaluación de la viabilidad de la construcción de infraestructuras viales.

Mediante el uso de tecnologías de topografía avanzadas, como la teledetección y los sistemas de información geográfica (SIG), los topógrafos recopilamos datos precisos sobre el terreno que se utilizarán para diseñar y trazar carreteras que se adapten de manera óptima al entorno natural, minimizando así los riesgos asociados a la topografía adversa.

2.- En la visibilidad de las vías:

La topografía también resulta fundamental para garantizar que las carreteras tengan buena visibilidad para circular por ellas. Las pendientes pronunciadas, los cambios bruscos de elevación y los obstáculos naturales pueden afectar la visión de los conductores, aumentando el riesgo de accidentes. Por lo tanto, es crucial tener en cuenta estos elementos al diseñar y planificar carreteras, asegurando que exista una buena visibilidad en puntos críticos como curvas, intersecciones y áreas con alta concentración de tráfico.

3.- En la gestión del drenaje de agua:

Otro aspecto relevante de esta relación entre la topografía y la seguridad vial es la gestión del drenaje de las vías. Los estudios topográficos determinan la dirección natural del flujo del agua, lo que puede afectar la vulnerabilidad de las carreteras a inundaciones y deslizamientos de tierra. Al planificar nuevas vías o mejorar las existentes, es fundamental considerar el drenaje del agua y tomar medidas para mitigar los riesgos asociados, como la construcción de sistemas de drenaje adecuados y la implementación de técnicas de estabilización del suelo.

4.- En la implementación de medidas de seguridad vial:

Una vez trazada la carretera, la topografía resulta totalmente imprescindible para poder implementar las medidas de seguridad vial pertinentes en cada caso. Por ejemplo, es necesario conocer aspectos como la inclinación del terreno, la presencia de curvas pronunciadas o los cambios bruscos de elevación que pueden afectar a la visibilidad y a la capacidad de frenado de los conductores, aumentando el riesgo de accidentes.

Para minimizar esos riesgos, la señalética resulta crucial, lo que implica realizar antes un análisis detallado de la zona para identificar esas áreas en las que se requieren medidas de seguridad adicionales, ya sea la instalación de barreras de contención, la construcción de rampas de escape o la colocación estratégica de señales de advertencia.

5.- En la elección de la ubicación de la señalización vial:

Las señales de tráfico deben colocarse en lugares visibles y fácilmente identificables para los conductores, lo que requiere una comprensión precisa de la topografía del entorno. Por ejemplo, en zonas montañosas o con terreno accidentado, puede ser necesario instalar señales de advertencia adicionales para alertar a los conductores sobre curvas cerradas, pendientes pronunciadas o cambios bruscos de dirección.

En este sentido, el uso de escáneres láser terrestres y drones equipados con cámaras de alta resolución permiten obtener datos tridimensionales precisos del terreno, que después se pueden utilizar para simular el comportamiento de los vehículos en diferentes condiciones y evaluar la eficacia de las medidas de seguridad propuestas. Esta información detallada ayuda a optimizar el diseño de la infraestructura vial y a mejorar la seguridad para todos los usuarios.

 

Como ves, la relación entre topografía y seguridad vial es muy estrecha, y la segunda necesita de la primera para poder diseñar, planificar y ejecutar infraestructuras viales. Además, mediante el uso de tecnologías de topografía avanzadas y el análisis detallado del terreno, se puede mejorar la seguridad en las carreteras con medidas de prevención de accidentes y la optimización de la señalización vial. Por todo ello, el trabajo que realizamos en Grupo Trato está tan íntimamente relacionado y resulta tan importante en la construcción de carreteras y la seguridad vial.

Recommended Posts
Abrir chat
1
¡Hola! ¿Qué tal? 👋
¿En qué podemos ayudarte?